NOTAS FELINAS
Tendencias

Estética felina

Estética felina La estética felina trata sobre el bienestar y belleza de los gatos. Por eso somos estilistas felinos, no simple baña gatos, eso deben tenerlo muy claro pues hacemos un trabajo completo del gato.


Nosotros debemos tener a nuestras mascotas bien cuidadas, no solo a nivel físico, sino que tenemos que resaltar su belleza, mantenimiento y aseo en general. No es únicamente para los gatos de raza, esta tal vez es una creencia generalizada pero no es así. Todos los gatos en general siempre necesitan que los cuidemos y dependiendo el tipo de pelo, textura, largo y color, podemos además resaltar todas sus características externas.


Es un mito decir “los gatos no se bañan”, muchas personas se preguntan si deben o no bañar a su gato y la realidad es que sí, es bueno y ellos también lo necesitan. En el caso de los gatos de pelo semilargo y largo, su mantenimiento es muy importante y dentro de este está incluido bañarlos. Las diferencias radican en los tiempos y pasos, así como cada cuanto se debe bañar a un gato de pelo largo, pelo corto y qué hacer si es de color negro, blanco o rojo, si está enredado, si debe tener volumen en el pelo etcétera.


Si un gato es acostumbrado desde pequeño a los baños casi no deberían tener problemas en el futuro, pero como en todo con algunos hay excepciones, por esto es tan importante que lo empecemos a hacer desde corta edad para que el proceso sea normal para el gato. Yo personalmente llevo un registro de todo lo que le hago a cada uno de mis clientes felinos, es algo similar a lo que llevamos registrado en la parte veterinaria, o sea, las vacunas y las desparasitaciones.


Es muy importante tener todo listo antes de comenzar el baño, ya que no es bueno tener que parar o distraernos por algún producto que haga falta. Un gato no es como un perro que generalmente se quedan quietos; un gato se escapa, se esconde, no reacciona a veces como queremos. Acá es muy importante aclarar que si no se sienten muy seguros de hacerlo ustedes mismos, lo ideal es que contacten a un groomer o estilista felino, los cuales han aprendido muy buenas técnicas y manejo para poder bañar sin problemas a nuestros gatos. Hoy día se han formado varios en diferentes países de Suramérica.


Si decidimos bañarlo nosotros, debemos hacerlo todo con mucho cuidado, como por ejemplo no poner al gato bajo el agua directamente y llegar con esto a asustarlo. Lo primero es ubicarlo en el lugar donde lo vamos a bañar, jamás deben ver las toallas, porque para ellos la toalla significa el final del baño.


Es muy bueno acariciarlo, tocarlo, que él sienta nuestras manos, puesto que no se le olvidará y lo recordará siempre. Es muy importante también que antes de mojarlo no debemos nunca olvidar peinarlo muy bien para retirar el pelo suelto o como decimos comúnmente, el pelo muerto. Cualquier nudo que pueda tener debemos deshacerlo, sí, los nudos se pueden deshacer; años atrás los cortábamos o tironeábamos del pobre gato, ahora hay métodos, productos y técnicas para poder desarmarlos sin que el gatito sufra con esa parte de su preparación prebaño.


Tengan en cuenta que lo primero que se le hace a un gato antes que cualquier otra cosa, es cortarle las uñas, cuando digo cortarle me refiero solo a que le cortamos la puntita, evitando tocar la raíz.


Los baños yo los divido en dos formas, uno es el baño higiénico, y el otro si el gato es de raza baño de show.Para un baño higiénico (de limpieza), el tiempo de duración será aproximadamente de 40 minutos, empezando por el desengrasante seguido de un champú neutro y enjuagar con bastante agua. Pero si es un baño tipo de show, debe tardar casi el doble, porque los pasos por seguir son mucho más extensos y detallados.


Sobre los productos para usar en el baño, empezamos refiriéndonos a un desengrasante, en el mercado hay muchos y pueden elegir desde un lavavajillas o una crema desengrasante de manos, hasta un desengrasante profesional para mascotas. Lo mejor es ir probando, ya que cada gato tiene el pelo muy distinto, algunos pueden tenerlo más graso que otros y para algunos un producto puede tener mejor efecto.


Pero para mayor comodidad, tengan los productos que se puedan conseguir en el lugar donde viven, porque yo puedo decirles este champú es genial, lo traje de tal lugar, y si ustedes lo quieren usar no lo van a conseguir, por eso si no pueden hacérselos traer, usen lo que puedan comprar en un lugar cerca de donde viven. A mí me ha pasado que he probado un champú maravilloso, pero cuando lo necesité para un gato de show no lo conseguí.


Cuando digo champú neutro quiero decir que es para todo tipo de gatos, el cual pueden aplicarlo dos veces y asegurarse de enjuagarlo muy bien. Los champús más especializados para grooming resaltan los diferentes tipos de color, texturizan o acondicionan, otros son tratamientos de restauración, etcétera.


Durante el baño ustedes deben tomar al gato con firmeza pero sin apretarlo demasiado, en general si ellos sienten que nosotros estamos seguros de lo que hacemos, se calman y disfrutan del baño. Cuando tengo un gato que es muy inquieto o que no le gusta el baño, al momento de ubicarlo en el lugar que dispuse para bañarlo, lleno el recipiente/bañera hasta la mitad para que el agua le cubra un poco las patas y cerca del cuerpo. Esto me ha dado buen resultado y puedo ir mojándolo con mi mano mientras se va relajando con el agua tibia sobre su cuerpo pero sin que sientan que les cae de golpe.


Cuando terminamos el baño y estamos seguros de que no hay excedente de champú, ubicamos al gato sobre una toalla para absorber la mayor parte del agua, después la cambiamos por otra y lo masajeamos. Muchos dicen nunca a contrapelo, yo a veces lo hago pero con cuidado, pues se pueden formar varios nuditos


Actualmente a los gatos que no les gusta el secador los estoy secando con toallas absorbentes o uso papel absorbente hasta quitarle lo más que pueda la humedad. También uso un caloventor, es algo que da calor pero sin ruido y el gatito puede estar sentado a nuestro lado. Ahora bien, es importante cuando usamos secador de pelo, ponerlo en mínimo y a una temperatura casi sin calor.


Cuando comenzamos el secado, yo lo hago empezando por atrás, así el gato no se da cuenta de lo que sucede y no se asusta. Yo no lo utilizo actualmente porque los gatos que atiendo no lo necesitan, pero si el gato aún se asusta, está agresivo o no quiere el secador, podemos ponerlo dentro de una transportadora, tapándole casi todas las entradas de aire con una toalla por encima y los lados. El secador lo ubicaremos afuera apuntando hacia adentro y orientado siempre en diagonal para que el aire no llegue directo a la cara, de esta forma se formará una corriente de aire con calor mesurado y así se irá secando.


Pero hay algo muy importante y lo quiero resaltar, y es que jamás ni bajo ninguna circunstancia le deben administrar al gato algo para dormirlo o sedarlo. Siempre se pueden probar varios métodos y formas, pero la solución no está en dormir al gato.


Espero que todos estos consejos los ayuden con sus gatos, para mí es un orgullo escribir en esta gran revista, poder ayudar un poco y aclarar conceptos de peluquería en felinos. Hasta la próxima.


IMPORTANTE

El próximo curso en Colombia será en el mes de octubre. Cualquier información adicional, con gusto por email.