NOTAS CANINAS
Salud

Percepción sensorial en caninos

Percepción sensorial en caninos A pesar de que el perro ha sido el mejor amigo del hombre durante siglos nos falta mucho por aprender sobre ellos, los órganos de los sentidos son las herramientas básicas para la supervivencia de una especie. En el caso de los perros domésticos debemos mantener activos y funcionales cada uno de ellos.


TACTO

Los receptores de la piel están ubicados en la base del folículo piloso de los pelos táctiles, caracterizados por ser más gruesos y al moverse generan el estímulo en las fibras nerviosas. Los pelos táctiles están ubicados así: supraciliares del mentón, cigomáticos de mandíbula y los labios, determina la zona facial y otros están ubicados en las almohadillas donde tienen receptores infrarrojos capaces de captar la temperatura.


GUSTO

El gusto en carnívoros está liderado por el olfato, incluso la lengua y el paladar poseen receptores o botones gustativos que se encuentran en las papilas liguales. Estas células están conectadas por fibras nerviosas conductoras del estimulo que llevan al cerebro el mensaje se los sabores básicos como salado, ácido, amargo o picante.


OLFATO

El olfato canino posee entre 200 a 300 millones de células olfativas a diferencia de los humanos que poseemos más o menos 5 millones de células. Este es el órgano de los sentidos por donde más ingresa información al cerebro, razón por la cual los perros pueden trabajar rastreando personas desaparecidas o en unidades antinarcóticos.


El órgano vomeronasal, situado por detrás de la mucosa olfatoria, está comunicado con la cavidad bucal. Esta ubicación permite extraer olores del aire, identificar sabores de sustancias lamidas o ingeridas, mediante la disolución de estas en la saliva y posterior transporte al órgano vomeronasal para su procesamiento. Los olores más volátiles son captados por la mucosa olfatoria y los menos volátiles se captan por medio de la conducta de flehmen, que consiste en levantar el labio superior, elevando la cabeza e inhalando aire por la boca. Los perros suelen pegar la lengua al paladar y mantener el hocico levantado, para así identificar sabores por medio de la mucosa olfatoria, de ahí la conclusión de que el olfato y el gusto siempre irán de la mano.


OÍDO

Consta de grandes pabellones auditivos y posee una inmensa capacidad de orientación. Se dice que el oído del perro es más sensible a los sonidos de alta frecuencia, puede percibir hasta 60.000 herzios frente a los 20.000 que podemos nosotros.Como todas las especies posee oído externo, medio, interno. Donde encontramos el pabellón auditivo, está compuesto por vellos, glándulas sebáceas y ceruminosas que secretan sustancias de protección y es el encargado de captar las ondas sonoras. Sigue el tímpano, que separa el oído externo del medio, es vibratorio en función de la onda que percibe. Martillo ‘yunque’ ‘estribo’, estos propagan los sonidos al oído interno. El caracol es un espiral óseo inundado por la linfa, receptor de estímulos auditivos y conductos semicirculares con un líquido encargado de mantener el equilibrio junto con el vestíbulo de la audición que está formado por el oído interno.


VISTA

El campo visual de los perros varía de una raza a otra debido a la ubicación de los ojos. Aun así el campo visual puede ser entre 250 y 290 grados. Su capacidad visual es de más o menos 350 metros. El proceso visual se da en el cerebro, el ojo traduce vibraciones electromagnéticas de la luz en impulsos nerviosos. Las estructuras de la visión de un carnívoro están dadas por: el nervio óptico, una estructura reflexiva en la base de la retina llamado tapetum donde su función es como la de un espejo, también encontramos la córnea, humor acuoso y cristalino capaces de adaptar la forma para ver cerca o lejos, el iris y la retina.