NOTAS CANINAS
Editorial

Jugando con nuestro perro

Jugando con nuestro perro Al igual que las personas, los perros necesitan jugar para relajarse, divertirse e incluso ejercitarse. Aunque el juego puede ser emocionante y divertido, es muy claro resaltar que nuestras mascotas necesitan supervisión y deben entender las reglas de la casa y del juego. Tenemos la responsabilidad de enseñarles cuándo es el momento de jugar y cuándo no, qué lugares son los más apropiados, qué es para morder, perseguir y qué no, entre otros.


Para los perros el juego es una parte vital en este proceso de aprendizaje. Hoy día se piensa en las mascotas como miembros de la familia, son muy importantes en la vida cotidiana, y para él su familia humana se ha convertido en su manada y su centro de atención y cariño.


Muchos perros pueden sentirse frustrados si sus instintos naturales se suprimen constantemente. Entonces en lugar de ir en contra de estos o regañar al perro por hacer lo que para él es natural, resulta mucho más grato encontrar maneras para satisfacerlos. El juego influye en nuestros perros de muchas formas como en su desarrollo físico y mental, las emociones y la conducta, la socialización etcétera. Los diferentes juegos tales como buscar, halar y perseguir satisfacen las necesidades instintivas de un perro, además de mejorar y fortalecer las relaciones y vínculos con los miembros del hogar. Algo muy importante es que el juego ayuda a que el perro pueda gastar el exceso de energía que tiene, siendo muy importante para él y para su comportamiento apropiado dentro del ambiente y hogar humano. Conociendo la importancia y beneficios que tiene el juego para los perros, la invitación es que ¡se animen a jugar!